No un ejército sino un mundo en marcha. La guerrilla de Lawrence de Arabia.